lunes, 18 de agosto de 2008

Hola papa!!

Han pasado muchos años, desde que te perdí, y creo que ningun dia he dejado de recordar ese momento, me he sentido culpable mil veces, por no haberte podido decir muchas cosas que te podrian haber hecho sentir mejor, cosas que me doy cuenta que yo tambien necesito, y que cuando las siento, me hacen sentir capaz de comerme el mundo.

Estuviste muy enfermo, te dedicaste en todo a tu familia, trabajando de sol a sol, muchas noches incluidas, para poder tener una vida mejor aquellos a los que querías, y yo, en mi pubertad egoista, te vi morir entre mis brazos, sin poder hacer nada, y llore, llore desconsoladamente, al caer sobre mi esa losa, de haber sido distante, de no haberme abierto a ti, intenté corregir eso mas tarde, cuando fui más consciente, pero pase de niño a hombre sin darme cuenta, asumi cosas que llegaron demasiado pronto, tu lo habras visto desde ahi arriba, y espero que al menos eso, te haga sentir orgulloso, tambien habras visto muchas veces, como he llorado recordando mi silencio, mi poca conversacion, porque haria yo eso? porque lo hacemos todos? si después nos arrepentimos, porque no lo vemos antes?

Papa, te quiero, y te quiero muchisimo, estes donde estes, ahora mismo vuelvo a llorar por ti, porque te he echado mucho de menos, porque no has podido ver a tu nieto, porque creo que jamas llegue a conseguir que tu sintieras orgullo por tu hijo, aunque me quisieras mucho, fallé, fallé en eso como en tantas otras cosas en mi vida, y no sabes como duele eso, te llevo en mi corazón, te he pensado a diario, siempre con esa culpabilidad, no se si tu lees esta carta, o la ves en mi pensamiento antes que salgan las letras que formaran las palabras, pero desde luego, espero que me des tu perdón, en cada momento importante en mi vida te eché de menos, cuando consegui que mama y mi hermana, vivieran en una casa decente, con todas las comodidades posibles, con toda la facilidad para ella, pense en tí, lo hacia por ella, pero tambien porque se que tu lo estabas viendo y te alegrabas; cuando me casé, tu asiento en la mesa estaba libre, porque tenias que estar presente, aunque la gente me mirara con extrañeza, tu estabas ahi, mirandonos en silencio, con una sonrisa en tu boca, pensaba tanto en ti, ese dia, luego cuando nacio mi hijo, recuerdo que al tenerlo en mis brazos, tan pequeño, mire al techo pensando en ti, este es mi hijo, tu nieto papa, tu nieto!!, y volvi a llorar por la alegria, porque lo pudieras ver, cuando todo salió mal, pense en ti, con mi enfermedad, con mis problemas, con mis alegrias,m y ahora, que vuelvo a ser feliz, aun más si cabe, papa, te necesito, no estas, pero te puedo sentir, y quiero que sepas que te quiero, que te quiero muchisimo y que no sabes como lamento, encerrarme en mi habitacion para leer comics, o escuchar musica, o no acompañarte al medico cuando casi no podias, no haber sabido cuidarte mejor, que egoistas somos a veces, quiero que sepas que esta carta la va a leer tambien tu nieto, porque no quiero que a el le pase lo mismo, que sea consciente, y egoistamente tambien, para que sepa que tambien lo necesito, aunque el empiece a creer que eso ya no es así.

Quiero pedirte perdón, porque tal vez te decepcioné, no se si esto lo leeras, yo creo que si, pero me siento orgulloso de ti, de todo lo que hiciste por mi, y porque se que me quisiste mucho, y yo, yo tambien te quise mucho, y te sigo queriendo tanto tiempo después, nunca te voy a olvidar, y quiero que sepas, que ahora a pesar de todo lo malo que me ha pasado, soy muy muy feliz!!

Fui un crio que se encontró con lo que no se esperaba, hice todo lo que pude para compensar lo que se quedo en el tintero, esta carta no es una despedida, solo es un intento de hacerte saber lo que he sentido todo este tiempo, y que no quiero llorar mas por eso, sino, seguir queriendote, y recordandote pero con una sonrisa en mi cara

TE quiero mucho papa

Gracias por haberme hecho como soy

Siempre estaras en mi pensamiento

4 comentarios:

maria dijo...

pedir perdon por lo que se hizo y por lo que no se hizo, por los besos que se dieron y por los que se escondieron, por noches de espera de su llegada y noches de olvido.
seguro que leyo su carta
seguro
maria

crisalida dijo...

Segur que el teu pare està molt orgullós de tu, de la mateixa manera que el teu fill ha de ser-ho. És impossible no poder estar-ho. Jo tb

Crisalida

Anónimo dijo...

El meu pare va estar malalt de gravetat quan jo tenia quinze anys, els metges no donàven esperances. Veia a la meva mare anar i tornar de l'hospital amb la desesperació pintada a la cara i en canvi jo era incapaç de sentir res, de reaccionar. Una fredor es va apoderar de mi i no era part implicada, era només una espectadora.

El pare s'enva ensortir, vaig tenir més sort que tu, però sempre m'he sentit culpable de la meva reacció durant aquelles setmanes.

Són reaccions adol.lescents normals. L'adol.lescent és un gran ególatra, és de fet l'edad més dificil de la vida i per aixó no és cosa fàcil superar les vivencies dures d'aquells anys.

No et sentis culpable d'haver estat un adol.lescent normal. De segur estàves massa enfadat amb la vida per la dura prova que us va portar.

Salutacions. Rateta Blanca.

Tormenta dijo...

Me has hecho llorar... otra vez :-(

Muy bonito lo que has escrito a tu padre Toni, estoy segura de que lo ha leido aunque no le hacia falta, el ya sabia todo, esta dentro de ti y sabe lo que sientes y lo que piensas.

Un beso